martes, 14 de noviembre de 2017

ANTROPOMETRIA

El término antropometría proviene del griego anthropos (hombre) y metrikos (medida) y trata del estudio cuantitativo de las características físicas del hombre. El interés por conocer las medidas y proporciones del cuerpo humano es muy antiguo.

Los egipcios ya aplicaban una fórmula fija para la representación del cuerpo humano con unas reglas muy rígidas. Actualmente, la antropometría es una disciplina fundamental en el ámbito laboral, tanto en relación con la seguridad como con la ergonomía. En el presente, la antropometría cumple una función importante en el diseño industrial, en la industria de diseños de indumentaria, en la ergonomía, la BIOMECANICA y en la arquitectura, donde se emplean datos estadísticos sobre la distribución de medidas corporales de la población para optimizar los productos.

¿Qué medimos?

Se toman medidas básicamente de todo el cuerpo. Primeramente se toman medidas básicas, peso y talla.

Diámetros óseos(cm)
Biacromial
Tórax Transverso
Tórax Anteroposterior
Bi-iliocrestídeo
Humeral (biepicondilar)
Femoral (biepicondilar)  



Longitudes (cm)
Acromio-radial
Radial-Estiloidea
Medial Estiloidea-Dactilar
Iliospinal
Trocantérea
Trocantérea Tibial-Lateral
Tibial Lateral
Pie




 
Cabeza
Brazo Relajado
Brazo Flexionado en Tensión
Antebrazo
Muñeca
 Cintura (mínima)
Caderas (máxima)
Muslo (superior)
Muslo (medial)
Pantorrilla (máxima)  




                                                                                         
Pliegues cutáneos (mm)
Tríceps
Subescapular
Bíceps
Cresta ilíaca
Supraespinal
Abdominal
Muslo (medial)
Pantorrilla  


Este método se caracteriza por ser no invasivo, práctico y sencillo, lo cual lo hace accesible a todo público que quiera conocer su composición corporal.

¿Para qué medimos?

La Antropometría es una herramienta analítica en la ayuda de la prevención de enfermedades de corazón, diabetes, obesidad, utilizada para el seguimiento de intervenciones nutricionales, de actividad física, quirúrgicas, entrenamiento.

Estos seguimientos pueden ser transversales (una sola medición) o longitudinales (varias mediciones en el tiempo) de dichas intervenciones, por ejemplo, en deportistas o personas no deportistas. 

La adopción de mediciones y metodologías estandarizadas permite que se realicen comparaciones en el ámbito local, nacional, e internacional.

Los sitios antropométricos y los antropometristas tienen un respaldo ISAK (Sociedad Internacional para el Avance de la Cineantropometria), que regula la estandarización de los instrumentos y la metodología a nivel internacional. Quien realiza este tipo de mediciones debe ser un profesional del área.
 
En el entrenamiento deportivo también se utiliza para asignar deportes, es decir, un individuo puede conocer que deporte debería practicar según las medidas y composición del su cuerpo. 

Así mismo, con la antropometría se puede valorar la capacidad de rendimiento de un deportista y, lo que es más importante, el riesgo de sufrir lesiones fundamentalmente musculares, son las mediciones de los pliegues cutáneos de diferentes localizaciones.

La antropometría es, por tanto, una herramienta muy útil en el ámbito de la prevención de las lesiones deportivas, y en concreto en las lesiones de los miembros inferiores en los corredores de medias y largas distancias. Para ello, el ponerse en manos de un nutricionista especialista en nutrición deportiva nos ayudaría sin duda a mejorar nuestro rendimiento y en la prevención de las lesiones.


Referencias
Fernández, A. y Navarro, K. (2009). Manual de la antropometría para la evaluación del estado de nutrición en el adulto. Universidad Iberoamericana. México
 
También te puede interesar: