martes, 12 de julio de 2016

Mitos y errores en alimentación y nutrición. 2ª parte


Seguramente al leer el título de esta entrada habéis pensado que a las “blogueras” de Alimentación Activa nos ha dado fuerte con los mitos, y tenéis toda la razón, pero es que una de las razones que tuvimos para realizar este blog era acabar con los mensajes incorrectos que llegan a la población sobre nutrición, alimentación y actividad física.

Para los que os habéis perdido las entradas anteriores os dejo los enlaces:

·         Mitos sobre la práctica deportiva. Parte 1 y parte 2


Bueno pues a continuar desterrando mitos:

Mito 6.- Se deben eliminar las grasas de la dieta

Tradicionalmente, se ha relacionado un estilo de vida saludable, con la eliminación de toda la grasa de la dieta. Esto es un error, ya que, son indispensables, tanto las saturadas como las insaturadas, en la dieta del ser humano y sin ellas no se puede vivir.

Os indico alguna de sus funciones para que vosotros mismos valoréis su importancia:

ü  Proporcionan energía a nuestro organismo

ü  Contienen ácidos grasos esenciales, es decir, que el ser humano no puede sintetizar

ü  Vehiculizan vitaminas liposolubles, (A, D, E y K)

ü  Dan sabor a los alimentos….y otras muchas que os contare cuando escriba alguna entrada sobre grasas.

Sí es importante controlar la cantidad y calidad consumida, por ello, cuando compréis productos procesados elegir los que tengan una grasa de mejor calidad, por ejemplo, consultar el contenido de ácidos grasos trans y comprar el alimento con menor contenido.

Mito 7.- Los alimentos sólo nos aportan energía y nutrientes

Todos sabemos que los alimentos son los que nos aportan los nutrientes y la energía que necesitamos para vivir, pero no incluyen sólo esta fracción nutritiva, también contienen otras sustancias no nutritivas que pueden ser muy positivas para nuestra salud.

Estas sustancias se encuentran en gran cantidad en los alimentos de origen vegetal y pueden ser factores de protección frente al “estrés oxidativo” ya que algunas actúan como son antioxidantes, os pongo algunos de los nombres de estas sustancias tan positivas como puede ser el licopeno de los tomates o la luteína de los vegetales de hoja verde.

Por otro lado, no debemos olvidar que en los alimentos también hay sustancias, no tan deseables, como los aditivos o los contaminantes.

Mito 8.-Las vitaminas del zumo de naranja tienen más velocidad que la luz

Siempre que hago un zumo de naranja y lo dejo reposar en la mesa, espero ver a la vitamina C huyendo como si le persiguiera una banda de forajidos, pero por el momento no he visto nada. Probablemente, porque no es un proceso tan rápido como nos han dicho desde pequeños. Es una vitamina hidrosoluble, que interviene en importantes reacciones en el organismo y si bien es muy sensible a la luz y a la temperatura no es necesario poner la boca debajo del exprimidor para tomar el zumo. Podemos dejar de pelear con la pareja o los peques porque no se lo tomen tan rápido como deseamos.

Como recomendación, ya que es sensible a la luz y el calor, mejor utilizar vasos opacos y conservar, si fuera necesario, en frío.

Mito 9.-Beber agua comiendo engorda

El agua no engorda, ni durante la comida ni fuera de ella, ya que no contiene energía, además es un nutriente esencial, gran parte de nuestro cuerpo es agua, y es necesario beber para compensar las pérdidas de nuestro organismo. Podemos vivir bastante tiempo sin comer pero no sin beber.

Mito 10.- Las vitaminas y los minerales engordan

Durante años estuve detrás del mostrador de una farmacia, y es el lugar donde he escuchado más mitos. El que os indico ahora me lo repetían el 90% de los pacientes a los que el médico recomendaba tomar un complejo vitamínico, “pero si lo tomo voy a engordar”. No, las vitaminas y los minerales no engordan y son nutrientes necesarios para nuestro organismo.

Bueno os dejo descansar un rato de mitos, recordar que si conocéis alguno podéis enviarlo a nuestro correo, o compartirlo por twitter (@alimentaactiva) o en nuestra página de facebook (https://www.facebook.com/Alimentación-Activa-1720699414871918/?ref=bookmarks) estaremos encantadas de daros nuestra opinión sobre el tema.

Bibliografía
1.- Moreiras O, Carbajal A, Cabrera L, Cuadrado C. Tablas de composición de alimentos. Guía de prácticas. Pirámide. 17ª edición. 2015.