domingo, 24 de julio de 2016

¿Qué estamos bebiendo y qué bebíamos los españoles?


Hace algunas semanas dedicamos una entrada de nuestro blog a comentar como había variado la dieta de los españoles en los últimos 50 años, porque el cambio sucedido en la sociedad se había visto reflejado en nuestras mesas, al igual que ha pasado en otros países europeos. Este cambio no sólo ha afectado a los alimentos, también ha modificado las bebidas que elegimos, por eso hoy dedicamos una entrada a ver estas modificaciones.
Los datos que vamos a ver desde el año 2000 al 2014 provienen de la base del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y para estudiar la evolución desde los años 60, se compara con el estudio ENNA del Instituto Nacional de Estadística (INE), en ambos casos son compra en hogares.
Para ver de forma fácil la evolución de los datos podéis consultar la siguiente tabla:


Y que datos podemos resaltar, que de forma positiva, la compra de bebidas con alcohol ha disminuido hasta mitad en los últimos 50 años, pero la de bebidas sin alcohol ha aumentado drásticamente, compramos 7 veces más bebidas sin alcohol que en 1964.
Un dato importante es que las bebidas sin alcohol, en el año 2014 aportaron como media el 3,3% de la energía diaria consumida y el 15,7% de los azúcares, mientras que las bebidas alcohólicas aportaron el 1,9 % de la energía y el 1,6 % de los azúcares. De forma positiva se puede resaltar que el aporte de azúcares de las bebidas sin alcohol era superior en el año 2000 (22,7 %), es decir que pese a seguir siendo un alto aporte de azúcares se está comenzando a observar una disminución.

Si se comprueba el consumo en las distintas Comunidades Autónomas, las islas son las zonas de España donde se compran más bebidas sin alcohol. En Baleares 521 g/persona y día y en Canarias 515 g/persona y día y el País Vasco donde existe una menor compra 208 g/persona y día. Esto probablemente es debido a la temperatura, ya que a todos nos apetece más beber cuando hace mucho calor.

En la siguiente imagen podéis ver que bebidas sin alcohol aparecen en más ocasiones en nuestra cesta de la compra.

En primer lugar encontramos el agua embotellada, 144 g/persona y día, aclararos que en la imagen la barra no representa en tamaño el valor que debía para poder tener una mejor imagen del resto. Este dato es importante, porque si descontamos el agua vemos compramos 188 g/persona y día de refrescos, zumos, infusiones y similares.
En relación a las bebidas alcohólicas, el producto que más se compro en 2014 fue la cerveza, sustituyendo al vino que era el más comprado en los años 60.
La cerveza y el vino representan una parte muy importante de las bebidas alcohólicas compradas por los españoles.



En relación a las Comunidades Autónomas, en la que se compro una mayor cantidad de bebidas alcohólicas fue en Murcia (94,3 g/persona y día) y en la que se compro una menor cantidad fue Cantabria (50,5 g/persona y día).
En resumen, observamos que los cambios de la sociedad han modificado las bebidas que compramos los españoles, aumentando el consumo de bebidas sin alcohol y disminuyendo el de bebidas alcohólicas.

Estos datos se encuentran publicados de forma más extensa en la revista Nutrición Hospitalaria: Fifty years of beverages consumption trends in Spanish households

Bibliografía

1.    Varela Gregorio, Moreiras Olga, Carbajal Ángeles, Campo Mercedes. Encuesta de presupuestos familiares 1990-91. Estudio nacional de nutrición y alimentación 1991. Tomo I. Madrid : Instituto Nacional de Estadística, 1995.

2.    Ministerio de Agricultura, Alimentación y Meido Ambiente. Base de datos de consumo en hogares. http://www.magrama.gob.es/en/alimentacion/temas/consumo-y-comercializacion-y-distribucion-alimentaria/panel-de-consumo-alimentario/base-de-datos-de-consumo-en-hogares/consulta10.asp.

3.    Elmadfa I, Meyer A, Nowak V, Hasenegger V, Putz P, Verstraeten R, Remaut-DeWinter AM, Kolsteren P, Dostálová J, Dlouhý P et al. European Nutrition and Health Report . Viena : Karger, 2009.