miércoles, 20 de abril de 2016

Reduce la obesidad infatil con hábitos saludables



La obesidad infantil es uno de los problemas de salud más graves que se tiene en la mayoría de países. Se calcula que en 2010 hay 42 millones de niños con sobrepeso en todo el mundo, de los que cerca de 35 millones viven en países en desarrollo según datos de la OMS. Lo más preocupante es que se ha comprobado científicamente que si el niño fue obeso en su adultez también lo será, además posiblemente tenderá a padecer a edades más cortas enfermedades como diabetes y enfermedades cardiovasculares o muerte prematura, entre otras.


Los datos de 2005 muestran las consecuencias a largo plazo de un estilo de vida no saludable. Cada año mueren a consecuencia del sobrepeso y la obesidad por lo menos 2,6 millones de personas; sin embargo existe una buena noticia, la obesidad a diferencia de otras patologías se puede prevenir, y para el caso de niños más aún porque recae la responsabilidad en los padres, ya que somos nosotros los papás quien decidimos que comerá el niño, y en ese afán alimentarlo "saludablemente" no debemos perder el control, es decir, en ocasiones preparamos un buen plato de legumbres, carne, que a nuestro criterio es lo más saludable o recomendable, pero resulta que nuestro pequeño lo detesta, nosotros perdemos nuestro objetivo principal y le ofrecemos otra comida menos sana y con más regularidad  lo que ocasiona que el niño cree ese habito hacia ese tipo de alimentos. Recuerda el niño no probará alimentos como el refresco, comida rápida, etc., si tú no se la haz ofrecido antes. Lo hemos mencionado en otras ocasiones tienes que ser el ejemplo, somos el espejo de estos pequeños, así que atentos a lo que comemos. No debemos perder la paciencia en la alimentación y créame hay mucha variedad para ofrecer a los pequeños que verdaderamente le nutran y le gusten. 

Bueno, una vez que hayamos ordenado esa alimentación ahora organicemos su actividades físicas. Aquí les dejamos una plan de actividades que pueden utilizar en su vida diaria, así mismo compararla con las que ustedes hacen actualmente con los pequeños. Es momento de cambiar hábitos perjudiciales, y ayudar a nuestro hijos a tener una mejor calidad de vida.

Plan de actividades 
1.- Menos de 1 hora al día para ver televisión, ordenador, o videojuegos.
2.- 2 a 3 veces a la semana salir al parque, pasear, usar columpios, bailar, flexiones.
3.-  3 a 5 veces a la semana (20 minutos) patinaje, ciclismo, natación, correr, aerobics,voleibol, fútbol o cualquier deporte. 
4.-  Diariamente jugar al aire libre, utilizar escaleras en lugar de ascensor, ayudar en tareas de casa, lavar a las mascotas, recoger los juguetes, ir a colegio caminado, ir  a la tienda caminando.



Es importante incluir a tu hijo en las actividades del hogar, además de mantenerlo activo, le enseñas el orden, la responsabilidad que también le hacen un bien en su vida. No pasa nada si el recoge juguetes o "limpia" su cuarto es algo que lo hace parte de la familia. Introducir en su rutina este tipo de actividades, hará que el niño reconozca cuando es tiempo de limpiar, de salir a pasear, de ir a correr; recuerda cualquier cosa que quieras que aprenda el pequeño merece paciencia y repetición hasta que lo haga por si solo. Verás que te llevarás una buena satisfacción. 

Espero les haya gustado y les sirvan estas ideas, dejen sus comentarios.